Mi cesta
La cesta está vacia

Tés Negros

Los tés negros son los que han pasado por el proceso de fermentación. Una vez recolectadas las hojas, estos tés deben pasar por cinco etapas sucesivas: el marchitamiento, que tiene como fin el hacer flexible la hoja para poderla enrollar sin que se rompa; el enrollado, que consiste en romper las células de las hojas, lo que permite diferentes reacciones químicas; el cribado, que selecciona las hojas; la fermentación, que acelera la transformación de la hoja del té en té negro; y la desecación, que detiene la fermantación.